El saldo retenido se debe a operaciones que has realizado que, antes de caer en firme, te figuran en ese estado (que es algo habitual con las compras con tarjeta). Normalmente hay dos posibilidades, que sea una compra que va a ser efectiva y está pendiente, o una comprobación de que la tarjeta tiene dinero y que te vuelve al cabo de unos días a la tarjeta.

Los comercios primero retienen el dinero como garantía y, cuando se entrega el pedido satisfactoriamente, se hace el cobro, liberando el dinero retenido posteriormente. La fecha de liberación del dinero siempre depende del comercio, a veces la liberación del dinero es instantánea, pero pueden ser unos 15 días hábiles. Pasa lo mismo con los euros de verificación de tarjeta en compras online (euros que cobran algunos comercios para asegurarse de que la tarjeta está operativa).
También pueden retener dinero los comercios que impliquen dejar una fianza: reservas de hotel, coches, bicis, gasolineras, etc. En estos casos la liberación del dinero puede tardar hasta 30 días.

Es importante tener en cuenta que, en los pagos en otra divisa distinta al euro, se hace la conversión de divisa en el momento de la retención y luego el día del cobro, por lo que la cantidad finalmente cobrada puede variar en algunos céntimos.

Si entras en la pestaña que aparece al lado del símbolo del € en tu balance, te saldrá el desglose donde podrás ver en detalle todo tu saldo retenido.

¿Encontró su respuesta?